www.mobot.org Research Home | Search | Contact | Site Map  
 
Research
W³TROPICOS
QUICK SEARCH

MO PROJECTS:
Africa
Asia/Pacific
Mesoamerica
North America
South America
Floras
General Taxonomy
Photo Essays
Training in Latin
  America

MO RESEARCH:
Wm. L. Brown Center
Bryology
GIS
Graduate Studies
Research Experiences
  for Undergraduates

Imaging Lab
Library
MBG Press
Publications
Climate Change
Catalog Fossil Plants
MO DATABASES:
W³MOST
Image Index
Rare Books
Angiosperm
  Phylogeny

Res Botanica
All Databases
INFORMATION:
What's New?
People at MO
Visitor's Guide
Herbarium
Jobs & Fellowships
Symposium
Research Links
Site Map
Search

Projects

Manual de Plantas de Costa Rica

Main | Family List (MO) | Family List (INBio) | Cutting Edge
Draft Treatments | Guidelines | Checklist | Citing | Editors

Draft Treatments

DIOSCOREACEAE
Por B. E. Hammel
Español, final draft: placed 25/Jul./2000

Knuth, R. 1924. Dioscoreaceae. En A. Engler (ed.), Das Pflanzenreich IV. 43 (Heft 87): 1–387. Engelmann, Leipzig.

8 gén. del tróp. y subtróp. del mundo con ca. 880 spp. total; 1 gén. y 24 spp. en CR. FM 6: 53–65 (Téllez & Schubert, 1994).

Dioscorea

Ca. 850 spp., pantrop., 1 E Norte Amér. y 1 Europa; muchas spp. cultivadas; 20 spp. nativas + 4 naturalizadas y/o cultivadas en CR.

Bejucos herbáceos con tubérculos subterráneos y a veces aéreos (bulbilos), péndulos de las axilas; tallos a veces con estípulas espiniformes o laminares (lígulas). Hojas generalmente simples, alternas o rara vez opuestas, pecioladas; láminas foliares ovadas y cordadas, a veces lobadas hasta aparentemente 3–5-folioladas, la venación palmada, con 3–13(15) venas principales. Plantas dioicas, ocasionalmente monoicas (D. lepida); infls. axilares, las masculinas de racimos o espigas simples (o similares a ellas), muchas veces paniculadas, las fls. pediceladas (solitarias o varias en ramitas laterales) o sésiles (solitarias o varias congestionadas en glomérulos); infls. femeninas de racimos o espigas simples (rara vez compuestas), las fls. siempre solitarias. Fls. unisexuales (muy rara vez bisexuales), actinomorfas, trímeras. Partes del perianto (tépalos) 6, separados o unidos en un tubo; fls. masculinas con 3 estambres y 3 ó 0 estaminodios, o bien 6 estambres y 0 estaminodios, separados o unidos; pistilodios 3 (D. bulbifera), 1, ó 0; fls. femeninas con 6, 3 ó 0 estaminodios; pistilo 1, compuesto; ovario ínfero, 3-locular; óvulos 2–numerosos por lóculo; placentación axilar; estilos 3, separados (D. convolvulacea) o unidos en una columna, simples o bífidos. Fr. una cápsula, 3-angulada a ampliamente alada, con 3 lóculos (a veces 2 abortados); semillas 1–4 por lóculo, aladas o no.

Dioscorea consta de bejucos herbáceos con venación secundaria palmada y las terciarias ± perpendiculares a las secundarias, con infls. principalmente de racimos o espigas (o panículas de ellos) de fls. muy pequeñas, verduscas a moradas. Es parecida a Smilax (Smilacaceae), pero carece de zarcillos y tiene pecíolos no envaginados. A veces son difíciles de identificar a sp. sin infls. masculinas. La dirección de giro de los tallos (dextrovoluble o levovoluble) parece ser constante en casi todas las spp., y por lo tanto, puede ayudar a distinguirlas. En el Viejo Mundo está comprobado que ayuda a marcar secciones del género. Como definido aca (y como usado en FG, FM, & FP, pero al contrario de Grey's Manual y Font Quer) un tallo, visto a lo largo, que tiene el mismo giro de un sacacorcho, o un taladro, es dextrovoluble (vea dibujo, por ejem., de D. davidsei).  Si la descripción de una sp. no menciona bulbilos (que pueden ser muy caidizas) es que no se han reportado en la literatura, o no se han visto en colecciones.

El género Dioscorea es importante mundialmente por los tubérculos y bulbilos comestibles (especialmente en África) y para la producción de hormonas esteroides, tipo anticonceptivo.  Aunque aquí se encuentran 4 spp. cultivadas (se venden a veces en el Mercado Central y de vez en cuando en alguos supermercados) su uso no es muy popular y probablemente son más importante para el mercado externo que local.  Dioscorea floribunda M. Martens & Galeotti, una sp. nativa desde Méx. hasta Nic., explotada (en Méx.) por su alto contenido de esteroides, se ha cultivado en CATIE (Córdoba 713, CR). Entre las spp. de CR es más similar a D. composita, pero con las células de las anteras coherentes y sin pistilodio.

1 Hojas 3–5-lobadas.

2 Tallos cilíndricos, dextrovolubles; silvestre...D. convolvulacea

2' Tallos fuertemente alados, levovolubles; cultivada...D. trifida

1' Hojas con los márgenes enteros, no lobadas.

3 Estípulas presentes, en forma de espina o lámina (lígula); silvestres o cultivadas.

4 Tallos alados, dextrovolubles; estípulas laminares (como lígulas); hojas opuestas; cultivada...D. alata

4' Tallos cilíndricos, dextro- o levovolubles; estípulas laminares o no; hojas opuestas o alternas; silvestres o cultivadas.

5 Estípulas laminares, como lígulas que envuelven el tallo; hojas siempre alternas, el envés sin puntos; tallos levovolubles; cultivada...D. bulbifera

5' Estípulas espiniformes; hojas a veces opuestas, el envés con puntos glandulares; tallos levo- o dextrovolubles; silvestres o cultivadas.

6 Tallos dextrovolubles; estambres con anteras casi sésiles, libres; cultivada...D. cayennensis

6' Tallos levovolubles; estambres con filamentos obvios, insertados en la base de los tépalos; silvestre...D. urophylla

3' Estípulas ausentes; plantas silvestres.

7 Plantas pubescentes en alguna parte, por lo menos en la infl.

8 Estambres 3; fls. masculinas solitarias, principalmente verdes; estilos simples; plantas comunes a lo largo de las cords....D. convolvulacea

8' Estambres 6; fls. masculinas solitarias o en cimas de 3–6, crema a verdes, rojas o moradas; estilos irregularmente lobados o bífidos; plantas muy poco recolectadas en CR.

9 Hojas muy abolladas; fls. masculinas solitarias, rojas a moradas; frs. 3–5 cm de ancho; estilos irregularmente lobados...D. hondurensis

9' Hojas ± planas; fls. masculinas en cimas de 3–6, principalmente verdes; frs. 0.6–1.8 cm de ancho; estilos bífidos.

10 Plantas con pubescencia laminar obvia, en el haz y el envés; hojas suborbiculadas, el ápice abruptamente largo acuminado, (9–)13-nervadas; estambres con filamentos separados; frs. rugosos, ± leñosos, 0.6–1.8 cm de ancho; tallos levovolubles...D. cymosula

10' Plantas con pubescencia ± restringida a la infl.; hojas ± triangular-ovadas, el ápice gradualmente acuminado, 5 ó 7-nervadas; estambres con filamentos unidos; frs. lisos, membranáceos, 1.2–1.4 cm de ancho; tallos dextrovolubles...D. pilosiuscula

7' Plantas glabras.

11 Material con infls. femeninas o con frs.

12 Semillas aladas periféricamente; estaminodios 6.

13 Tallos levovolubles; fls. principalmente verdes, los estilos simplemente bífidos.

14 Lámina foliar hasta 21 cm, a menudo morada en el envés...D. cyanisticta

14' Lámina foliar hasta 16 cm, verde.

15 Frs. 1.5–2 cm de ancho, verde glauco...D. laevis

15' Frs. hasta 1.2 cm de ancho, verde claro...D. matagalpensis, D. polygonoides

13' Tallos dextrovolubles; fls. principalmente moradas, los estilos sulcados, de alguna forma bífidos o irregularmente lobadas (dicese simples y festoneados).

16 Frs. más largos que anchos, ± elípticos, 1.3–2 cm de ancho...D. mexicana

16' Frs. típicamente un poco más anchos que largos, ± rectangulares o turbinados hasta orbiculares, 2–4 cm de ancho.

17  Venación del envés muy conspícua (hasta la mas fina), generalmente diminutamente papilosa; frs. 3–4 cm de ancho;tépalos reflexos...D. remota

17' Venación del envés (sobre todo, la mas fina) inconspícua, lisa; frs. 2–3.5 cm de ancho; tépalos erectos...D. spiculiflora

12' Semillas aladas sólo en la parte posterior; estaminodios ausentes o 6 (D. pilosiuscula); frs. oblongo-lanceolados a elípticos.

18 Tallos levovolubles; estaminodios ausentes; estilos bífidos...D. chaponensis

18' Tallos dextrovolubles; estaminodios presentes o ausentes; estilos simples o bífidos.

19 Estaminodios 6; estilos bífidos; rara, bosque seco a húmedo, principalmente de bajura (< 300 m)...D. pilosiuscula

19' Estaminodios ausentes; estilos simples; ampliamente distribuidas, bosque húmedo a muy húmedo, 0–3100 m.

20 Pedicelos de la mayoría de los frs. marcadamente reflexos.

21 Hojas 7 ó 9-nervadas, alternas; plantas dioicas; frs. ca. 1–1.2 cm de ancho, redondeados...D. convolvulacea

21' Hojas (9)11 ó 13(15)-nervadas, típicamente opuestas y alternas en la misma mata; plantas monoicas; frs. ca. 0.5–0.6 cm de ancho, agudos...D. lepida

20' Pedicelos de la mayoría de los frs. erectos o adflexos.

22 Frs. 1.5–2 cm de ancho, 3–5 cm de largo; rara, al nivel del mar...D. davidsei

22' Frs. < 1 cm de ancho, hasta ca. 1.5 cm de largo; común, principalmente de altura (> 500 m).

23 Hojas principalmente 4–6 cm; infls. típicamente con < 10 fls.; fls. verde pálido; plantas muy tenues; 900–1600 m...D. natalia

23' Hojas principalmente 9–20 cm; infls. típicamente con > 20 fls.; fls. verdes a moradas; plantas relativamente robustas; 200–3100 m.

24 Columna estilar principalmente 0.1–0.3 mm; fls. normalmente moradas; hasta 3100 m...D. racemosa

24' Columna estilar principalmente ca. 1 mm o más; fls. verdes; hasta 2300 m...D. standleyi

11' Material con infls. masculinas.

25 Fls. ± sésiles, solitarias o en cimas, glomérulos o espiguillas de (1)2--7.

26 Estambres 3; fls. principalmente verdes; tallos levovolubles o dextrovolubles.

27 Fls. solitarias; estambres con anteras sésiles; tallos dextrovolubles...D. davidsei

27' Fls. en glomérulos; estambres con filamentos ± obvios; tallos levovolubles.

28 Células de las anteras coherentes; estaminodios bífidos con una rama usualmente mas corta ± perpendicular a la otra...D. matagalpensis

28' Células de las anteras separadas; estaminodios bífidos con las ramas iguales y mas o menos erectas...D. polygonoides

26' Estambres 6; fls. principalmente rojas, rojizas a moradas; tallos dextrovolubles.

29 Venación del envés muy conspícua (hasta la mas fina), generalmente diminutamente papilosa; fls. solitarias, con tubo floral obvio; anteras mucho más largas que anchas, con filamentos muy obvios...D. remota

29' Venación del envés (sobre todo, la mas fina) inconspícua, lisa; fls. en cimas o espiguillas de (1)2–4, sin tubo floral obvio; anteras ± globosas, casi sésiles.

30 Fls. congestionadas hacia la punta de las ramitas, rojizas a moradas...D. mexicana

30' Fls. distribuidas a lo largo de las ramitas, moradas a verdes...D. spiculiflora

25' Fls. con pedicelos obvios.

31 Fls. principalmente solitarias.

32 Estambres 6; tépalos triangular-ovados, 2–3 mm de ancho; tallos levovolubles...D. chaponensis

32' Estambres 3; tépalos linear-lanceolados a ovados, < 1 mm de ancho; tallos levo- o dextrovolubles.

33 Tallos levovolubles; fls. con 3 estaminodios espatulados, más largos que los estambres...D. laevis

33' Tallos dextrovolubles; fls. sin estaminodios.

34 Tépalos obviamente imbricados; estambres montados alrededor de un foso, los filamentos obvios, ca. 0.5–1 mm; hojas sin puntos glandulares...D. convolvulacea

34' Tépalos aparentemente valvados; estambres montados en el centro de un toro circular o hexagonal, los filamentos obsoletos, < 0.25 mm; hojas con puntos glandulares.

35 Infls. 4–8(–10) cm, el raquis sólo 1 a 2 veces el diám. de los pedicelos; fls. verde pálido, dispersas; filament column ca. 0.1--0.15 mm; leaves mostly 4.5--6 x 2.5--3.5 cm; plantas delicadas...D. natalia

35' Infls. 9–32 cm, el raquis ca. 4 veces el diám. de los pedicelos; fls. generalmente moradas, rara vez verduzcas, ± congestas; plantas robustas...D. racemosa

31' Fls. en cimas de (1)2–7.

36 Estambres 6.

37 Tallos levovolubles; células de las anteras separadas; pistilodio presente...D. composita

37' Tallos dextrovolubles; células de las anteras coherentes; pistilodio ausente.

38 Hojas normalmente < 9 cm, la base redondeada a truncada; estambres con filamentos ± separados...D. panamensis

38' Hojas frecuentemente > 9 cm, la base cordada a sagitado-cordada; estambres con filamentos unidos hasta la mitad...D. pilosiuscula

36' Estambres 3.

39 Fls. con 3 estaminodios espatulados, más largos que los estambres; tallos levovolubles; hojas sin puntos glandulares (excepto cerca del ápice del peciolo)...D. cyanisticta

39' Fls. sin estaminodios; tallos dextrovolubles; hojas normalmente con puntos glandulares sobre la mayoria de la lámina.

40 Estambres con filamentos obsoletos, < 0.25 mm; fls. moradas o verdes...D. racemosa

40' Estambres con filamentos ± obvios, generalmente > 0.3 mm; fls. verdes.

41 Infls. de cimas en racimos casi siempre paniculados; hojas principalmente opuestas, (9)11 ó 13(15)-nervadas; estambres con filamentos ca. 0.3–0.5 mm, separados pero erectos, las anteras tocándose; plantas monoicas...D. lepida

41' Infls. de cimas en racimos simples, no paniculadas; hojas siempre alternas, 7 ó 9-nervadas; estambres con filamentos ca. 0.7 mm, unidos hasta casi la mitad, pero curvados hacia afuera apicalmente, las anteras separadas; plantas dioicas...D. standleyi

Dioscorea alata L., Sp. pl. 1033. 1753. Ñame blanco.

Tallos dextrovolubles, 4-angulados, con estípulas laminares (lígulas) ± hemi-circulares, a veces con bulbilos ovoides, verrugosos. Hojas opuestas, 11–15 × 8–10 cm, ovado-cordadas a sagitado-cordadas, 7-nervadas, glabras.  Infl. masculina 9–30 cm, una panícula de espigas, el raquis liso, en zig-zag; fls. solitarias, sésiles, crema a rosadas o moradas, muy fragantes; tépalos separados hasta el toro; estambres 6, 3 cortos (ca. 0.3 mm) y 3 largos (0.5–0.6 mm), separados, insertados en el toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, tripartido. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos carnosos, bífidos. Frs. 2–2.5 cm de ancho, semirreniformes; semillas desconocidas.

Matorrales, playones, y plantaciones, 0–1200 m; cultivada y escapada, ambas verts. Fl. oct. Todo el tróp., nativa de Asia o África. (Hammel 17955, CR)

La combinación de tallos 4-alados y hojas opuestas es única para esta sp. en CR.  Esta es una de las Dioscorea spp. más comúnmente cultivadas en CR.

Dioscorea bulbifera L., Sp. pl. 1033. 1753. Papa del aire, Papa voladora.

Tallos levovolubles, cilíndricos, con estípulas laminares (lígulas) ± falcadas, abrazadoras, con bulbilos esféricos o irregularmente lobulados, lisos. Hojas alternas, 15–25 × 8–15 cm, ovadas a suborbiculares, 9 u 11-nervadas, glabras. Infl. masculina 10–20 cm, una panícula de racimos o espigas, el raquis glabro; fls. solitarias y casi sésiles, color café; tépalos separados; estambres 6, 0.5–0.8 mm, separados, insertados en la base de los tépalos, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodios 3, separados. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. ca. 1.5 cm de ancho, oblongos a elípticos; semillas aladas en la parte posterior.

Matorrales y plantaciones, 0–1100 m; cultivada y escapada, ambas verts. (R.N.V.S. Caño Negro, Valle Central, región de Turrialba). Fl. ene., oct.–dic. Nativa de Asia. (Ocampo 1604, CR)

Las lígulas que envuelven el tallo, las hojas muy grandes suborbiculares, y los tubérculos aéreos (bulbilos) bastante grandes y lisos hacen que esta sp. se pueda identificar vegetativamente. Las fls. femeninas son casi paralelas al raquis.

Dioscorea cayennensis Lam., Encycl. 3:233. 1789. Ñame negro.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, armados con espinas estipulares curvadas. Hojas a veces opuestas o subopuestas pero en CR comúnmente alternas, 6--10 × 4--6 cm, ovadas, la base muchas veces redondeada a levemente cordada, 7 ó 9-nervadas, glabras pero con puntos glandulares en el envés. Infl. masculina hasta 12 cm, racimos o espigas, el raquis glabro; fls. solitarias, sésiles o con un pedicelo < 1? mm, crema a amarillas o verdes hasta rojizas; tépalos separados; estambres 6, tamaño desconocido, separados, insertados en el toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, cónico. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. hasta ca. 4 cm de ancho, oblados (redondeados pero mas ancho que largo); semillas perifericamente aladas.

Plantaciones, 500 m; cultivada, vert. Atl. Fl. desconocida. Nativa de África, se cultiva mucho en las Antillas. (G. Rivera 2035, CR)

Vegetativamente, D. cayennensis es muy parecida a D. urophylla, pero aparentemente se puede distinguir por la dirección en que giran los tallos (levovolubles en D. urophylla, dextrovolubles en D. cayennensis). No hay colecciones fértiles de CR, pero con base en colecciones de otros paises (MO), tiene anteras casi sésiles y pegados al toro, y frs. lisos, mas anchos que largos, mientras que D. urophylla tiene filamentos muy obvios pegados a la base de los tépalos y frs. rugosos, oblongo-elípticos.

Dioscorea chaponensis R. Knuth, Repert. Spec. Nov. Regni Veg. 38: 117. 1935.

Tallos levovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 10–14 × 7–10 cm, ovadas, 9-nervadas, glabras. Infl. masculina 5–15 cm, un racimo (por axila), el raquis papiloso-puberulento; fls. solitarias, pediceladas, verdes; tépalos separados hasta el toro; estambres 6, unidos en una columna estaminal ca. 1 mm, insertados en el centro del toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas sin estaminodios; estilos bífidos. Frs. (según descripción) 1–1.1 cm de ancho, oblongos a elípticos, con semillas aladas en la parte posterior (frs. aún no recolectados en CR).

Matorales de bosque muy húmedo, 1500 m; vert. Pac. Cord. de Talamanca (R.I. Ujarrás, R.B. Dúrika). Fl. set. CR–N Col. (Aguilar et al. 4333, INB)

Esta sp., conocida de una sola colección en CR, se reconoce principalmente por sus tépalos anchos y fls. masculinas solitarias con 6 estambres.

Dioscorea composita Hemsl., Biol. cent.-amer., Bot. 3: 354. 1884.

Tallos levovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, (5–)8.3–25 × (3.1–)6.1–20 cm, ovadas a suborbiculadas, 7 ó 9-nervadas, glabras. Infl. masculina 30–70 cm, un racimo de cimas o una panícula de racimos, el raquis lineado, glabro; fls. 2–4 por cima, pediceladas, de color café o purpúreo; tépalos unidos basalmente en un tubo floral ca. 1.5 mm; estambres 6, 3 cortos (ca. 1 mm) y 3 largos (ca. 1.5 mm), separados, insertados en el centro del toro, las células separadas; estaminodios 0; pistilodio 1, inconspicuo. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. (1.3–)1.8–2.2 cm de ancho, oblongas a elípticas; semillas periféricamente aladas.

Matorrales y bosque húmedo, ca. 850 m; vert. Atl. Cord. Central (región de Zarcero). Fl. ago. Méx.–El Salv., CR. (Croat 43554, MO)

Esta sp., conocida de una sola muestra en CR, se reconoce por sus tallos levovolubles y 6 estambres con las células de las anteras separadas.

Dioscorea convolvulacea Schltdl. & Cham., Linnaea 6:49. 1831. D. esurientium Uline; D. joseensis R. Knuth; D. convolvulacea subsp. esurientium (Uline) Uline ex R. Knuth.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 7–14(–20) × 4–12(–18) cm, ovadas, rara vez trilobadas, 7 ó 9-nervadas, casi siempre pubescentes (por lo menos en los nervios del envés). Infl. masculina (5–)8–35 cm, un racimo (por axila) o una panícula de racimos, el raquis glabro o pubescente; fls. solitarias, pediceladas, crema o (más frecuente) verdes a café; tépalos separados, estambres 3, 0.5–1 mm, unidos en la base y insertados en un disco carnoso que se hace profundo hacia el centro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas sin estaminodios; estilos simples, separados desde la base. Frs. ca. 1–1.2 cm de ancho, oblongos o elípticos; semillas aladas en la parte posterior.

Matorrales y márgenes de bosque húmedo a muy húmedo, 50–1550 m; vert. Atl. todas las cords. principales, vert. Pac. Cords. de Tilarán, Central, y de Talamanca, Pen. de Nicoya, desde región de Puerto Caldera al S. Fl. feb., mar., jun.–dic. Méx. a Pan., Antillas. (Fuentes 201, INB)

Dioscorea convolvulacea usualmente se reconoce por las hojas pubescentes y las infls. de racimos. Se distingue, aún cuando glabra, por tener los 3 estilos (fls. femeninas), tanto los filamentos (fls. masculinas), largos y separados. Una forma con hojas ± trilobadas se conoce en CR sólo de una muestra vegetativa (Hammel et al. 18083, INB, MO), de la Pen. de Osa. Esta fue incluida bajo D. liebmannii, una sp. restringida a Méx., por Téllez & Schubert (1994).

Dioscorea cyanisticta Donn. Sm., Bot. Gaz. 20: 10. 1895.

Tallos levovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 6–21 × 5–19 cm, ovadas a casi orbiculares, 9 u 11-nervadas, glabras (pero los nervios verruculosos), típicamente moradas en el envés. Infl. masculina 5–20 cm, un racimo de cimas o una panícula de racimos de cimas, el raquis verruculoso-acostillado; fls. 1 ó 2 por cima, pediceladas, crema a (más frecuente) verdes; tépalos separados; estambres 3, 0.6–0.8 mm, separados, insertados en la base de los tépalos, las células coherentes; estaminodios 3, estrechamente espatuláceos y diminutamente verrugosos; pistilodio 1, inconspicuo. Fls. femeninas (desconocidas en CR) con 6 estaminodios (3 cortos y 3 largos); estilos bífidos. Frs. (desconocidos en CR) hasta ca. 3 cm de ancho, oblongos; semillas perifericamente aladas.

Matorrales en lugares húmedos, 50–1300 m; vert. Atl. Cord. Central (E.B. La Selva al Valle del Reventazón). Fl. feb., nov., dic. Méx., Guat., Nic.?, CR. (Hammel 10606; CR, DUKE)

Según la población en La Selva, D. cyanisticta es fácil de reconocer por sus hojas muy grandes y moradas en el envés. Las 4 spp. D. cyanisticta, D. laevis, D. matagalpensis y D. polygonoides tienen en común sus tallos levovolubles, semillas periféricamente aladas y fls. masculinas con 3 estambres y 3 estaminodios. Principalmente por la forma y tamaño de los estaminodios de las fls. masculinas se logra separarlas. Sin embargo, las fls. masculinas de D. densiflora Hemsl., D. cyanisticta y D. laevis son muy parecidas y las diferencias entres esas tres spp., a lo largo del rango de ellas, necesitan aclarar. Aunque esta sp. fue descrita originalmente de CR (Río Turrialba, J. D. Smith 4969, US), casi no se ha vuelto a recolectar en el país. Muchas muestras de CR que previamente se habian identificado así resultaron ser o D. matagalpensis o D. spiculiflora. Material de Nicaragua que para dicha Flora se identificó como D. cyanisticta y D. densiflora, mas bien conforma con D. laevis.

Dioscorea cymosula Hemsl., Biol. cent.-amer., Bot. 3: 355. 1884.

Tallos levovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 5–13 × 4–12 cm, suborbiculadas, (9–)13-nervadas, obviamente pubescentes. Infl. masculina 13–34 cm, racimos de cimas o una panícula de racimos de cimas, el raquis pubescente; fls. 3–6 por cima, pediceladas, crema a café claro; tépalos separados; estambres 6, ca. 1 mm, separados, insertados en la base de los tépalos, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, cónico. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. 0.6–1.8 cm de ancho, oblongos a elípticos, rugosos; semillas aladas en la parte posterior.

Matorrales y bordes de bosque húmedo, 100–800 m; vert. Pac. Cord. de Talamanca, Valle de El General (cañón del Río Ceibo y Río Grande de Térraba). Fl. set. CR y Pan. (S. Rojas 36, INB)

Las hojas abruptamente largo-acuminadas y a menudo 13-nervadas distinguen D. cymosula de los otros congéneres pubescentes de CR. Se conoce de pocas colecciones.

Dioscorea davidsei O. Téllez, Novon 7(2): 208, f. 1. 1997.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 12–17.5 × 7–9(–11) cm, estrechamente cordadas, 7 ó 9-nervadas, glabras, con numerosos puntos glandulares, inconspicuos en el envés. Infl. masculina 8–17 cm, principalmente de espigas simples u ocasionalmente de panículas de hasta 5 espigas, el raquis glabro; fls. solitarias, sésiles, verdes; tépalos separados; estambres 3, ca. 0.3 mm, separados, insertados en una carnosidad en el centro del toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas (probablemente) sin estaminodios; estilos simples. Frs. 1.5–2 cm de ancho, oblongos; semillas (inmaduras) aladas periféricamente pero con el ala más ancha en la parte posterior.

Bosque muy húmedo, 50 m; vert. Atl. (Llanura de Tortuguero y R.V.S. Gandoca-Manzanillo). Fl. ene. CR & Pan. (F. Araya 458; CR, INB)

Esta sp. rara pertenece al mismo subgenero (Helmia) que D. racemosa y aliadas, por las fls. masculinas con sólo 3 estambres ± sésiles. Se diferencia por tener fls. masculinas sésiles y solitarias (infls. en espigas o panículas de espigas). Además, tiene frs. mucho más grandes que las de D. racemosa.  Sin embargo aparentamente es mas estrechamente aliado a spp. de Sur Amér. Se desconocen las fls. femeninas.

Dioscorea hondurensis R. Knuth, Repert. Spec. Nov. Regni Veg. 38: 120. 1935. D. belizensis Lundell.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 14–26 × 8–22 cm, estrechamente triangulares a suborbiculares, la base leve a profundamente cordada, 9 u 11-nervadas, abolladas, esparcidamente pubescentes sobre las venas en el envés. Infl. masculina 10–40 cm, de espigas o una panícula de espigas (por axila), el raquis glabro; fls. solitarias, ± sésiles, rojas a moradas; tépalos unidos basalmente en un tubo floral 2–3 mm; estambres 6, 0.6–0.8 mm, separados, insertados en la parte media del tubo floral, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, 3-acanalado. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos carnosos, festoneados. Frs. 3–5 cm de ancho, oblongos o suborbiculares; semillas aladas periféricamente.

Bosque muy húmedo, 100 m; N vert. Atl. (Llanura de San Carlos, Llanura de Tortuguero). Fl. jun., ago., set. Méx.–Pan. (Hammel 21807, INB)

Por las hojas muy grandes, abolladas y levemente pubescentes, esta sp. es una de las pocas del género que es ± fácil de identificar vegetativamente. Está estrechamente aliada a D. remota que tiene hojas glabras y más planas, pero de otra forma muy parecida. Se conoce de pocas colecciones.

Dioscorea laevis Uline, Bot. Jahrb. Syst. 22: 425. 1896.

Tallos levovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 6–16 × 5–12 cm, ampliamente ovadas, 7 ó 9-nervadas, glabras. Infl. masculina 5–11 (--30--fide Knuth, 1924) cm, de racimos simples o ramificados (paniculados), el raquis diminutamente papiloso-serrado; fls. solitarias, pediceladas, verdes (a veces con los bordes morados); tépalos separados; estambres 3, ca. 1 mm, separados, insertados en la base de los tépalos, las células coherentes; estaminodios 3, espatuláceos y verrugosos, más largos que los estambres; pistilodio 1, inconspicuo. Fls. femeninas con 6 estaminodios (3 cortos y 3 largos); estilos bífidos. Frs. ca. 1.5–2 cm de ancho, ± globosos; semillas periféricamente aladas.

Matorrales de bosque húmedo, 800–1700 m; vert. Pac. cent., cuencas del Río Grande de Tárcoles y de los Ríos Pirrís y Damas, Cerro Turrubares. Fl. ene., nov., dic. Nic.? & CR. (Hammel et al. 20066, INB)

Esta sp. se destingue entre las levovolubles con semillas perifericamente aladas por las infls. masculinas generalmente pequeñas y frs. glaucos.  Es estrechamente aliada a D. densiflora de más al norte, de la cual se ha distinguido por las infls. más esparcidamente floridas y fls. con pedicelos más cortos (vea Knuth, 1924). Material identificada como D. cyanisticta y D. densiflora para la Flora de Nicaragua más bien concuerda con D. laevis. Vea también discusión bajo D. cyanisticta.

Dioscorea lepida C. V. Morton, Publ. Carnegie Inst. Wash. 461: 248. 1936. D. racemosa var. hoffmannii Uline.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas opuestas y a menudo alternas en la misma mata, rara vez ternadas, 12–21 × 10.5–17 cm, ampliamente ovadas a orbiculares, la base cordada, (9)11 ó 13(15)-nervadas, glabras, con puntos glandulares inconspicuos en el envés. Infl. masculina 5–23 cm, una panícula de racimos de cimas profusamente ramificada, ocasionalmente con unas infls. no ramificadas, el raquis verruculoso; fls. 1–3 por cima, pediceladas, verdes, a veces con puntos glandulares oscuros; tépalos separados, estambres 3, unidos basalmente en una columna estaminal 0.5–0.6 mm, insertados en la parte central del toro carnoso hexagonal, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas sin estaminodios; estilos simples. Frs. 0.5–0.6 cm de ancho, oblongo-lanceolados a elípticos, reflexos hacia arriba, casi paralelos al raquis; semillas aladas en la parte posterior.

Bosque muy húmedo, 1550–3100 m; vert. Pac. Cord. de Talamanca, Cerro Turrubares. Fl. mar.–ago. Méx. a CR, Pan. (?). (Hammel & González 20894; CR, INB, MO)

Esta sp. de bosque primario, aparentemente aliada a D. standleyi, se distingue fácilmente por las hojas (basales) típicamente opuestas, con muchos nervios, y por las infls. paniculadas, fls. más delicadas, filamentos más cortos, y frs. estrechos, agudos y reflexos. Según la población por el Río Savegre y algunas colectas de otros lugares, esta sp. es monoica. Parece que los tallos son anuales, que las primeras infls. que salen durante la temporada son masculinas; después pasa una etapa donde se encuentran ramas masculinas y ramas femeninas en el mismo individuo, y finalmente se encuentran matas solamente con frs., donde las infls. masculinas ya han caído. Además, en las infls. monoicas, se han encontrado algunas fls. hermafroditas, otra condición muy rara en Dioscorea. Tras su distribución y variación total, D. lepida puede confundirse fácilmente con ciertas poblaciones de D. racemosa, siendo las infls. masculinas paniculadas, los frs. reflexos, agudos y estrechos probablemente la mejor manera de distinguirla. La mayoría del material de CR identificado por Téllez & Schubert (1994) como D. lepida aquí se separa como la nueva D. natalia.

Dioscorea matagalpensis Uline, Bot. Jahrb. Syst. 22: 432. 1896. D. yucatanensis Uline.

Tallos levovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 6–12 × 5–8.5 cm, ovadas a suborbiculares, 7 ó 9-nervadas, glabras. Infl. masculina 5–30 cm, espigas de glomérulos (a veces el eje del glomérulo alargado) o panículas de lo mismo, el raquis cortidentado-serrulado; fls. 2–4 por glomérulo y ± sésiles, crema a (más frecuente) verdes; tépalos separados; estambres 3, 0.4–0.6 mm, separados, insertados en la base de los tépalos, las células coherentes; estaminodios 3, geniculados o curvados casi en ángulo recto, con una pequeña prolongación perpendicular en la parte media del filamento; pistilodio 1, inconspicuo. Fls. femeninas con 6 estaminodios (3 cortos y 3 largos); estilos bífidos. Frs. 0.7–1.1 cm de ancho, oblongos a suborbiculares; semillas periféricamente aladas.

Bordes de bosque húmedo, 700–1400 m; ambas verts. Cords. de Guanacaste, de Tilarán, y Central, vert. Pac. Cerro Caraigres, Cerro Turrubares. Fl. ene.–may., nov., dic. Méx. a Pan. (Haber 10896, INB)

Se distingue de D. cyanisticta, con la cual se ha confundido, por los estaminodios cortos y ± bífidos con una ramita ± perpendicular a la otra. Vea también discusión bajo D. cyanisticta.

Dioscorea mexicana Scheidw., Hort. Belge 4: 99. 1837. D. macrostachya Benth.; D. tuerckheimii R. Knuth.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 8–36 × 4–29 cm, lanceolado-triangulares a ovadas o suborbiculares, la base casi truncada a profundamente cordada, 7 ó 9(11)-nervadas, glabras. Infl. masculina 7–23 cm, racimos de cimas o rara vez una panícula de racimos de cimas, el raquis glabro; fls. 1–4 por cima, ± sésiles hacia el final de las cimas, rojizas a moradas (a veces con borde verde); tépalos separados; estambres 6, 0.2–0.5 mm, separados, insertados en el toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, cónico. Fls. femeninas con 6 estaminodios inconspicuos; estilos simples, carnosos, festoneados. Frs. 1.3–2 cm de ancho, ± elípticos; semillas periféricamente aladas.

Matorrales y bordes de bosque húmedo a muy húmedo, 0–900 m; vert. Atl. Cord. de Talamanca, vert. Pac., P.N. Santa Rosa y S desde el Río Grande de Tárcoles. Fl. mar.–set., dic. Méx. a Pan. (Hammel & Anderson 22218, CR, INB, MO)

Esta sp. se distingue por las fls. moradas, ± agrupadas (o a veces solitarias) hacia las puntas de las ramitas laterales de los racimos, y los 6 estambres casi sésiles. Algunas colecciones con fls. son difíciles de distinguir de D. spiculiflora. Sin embargo, según O. Téllez (pers. com.), son spp. muy distintas, la presente con tubérculos sobresalientes, D. spiculiflora con tubérculos subterráneos. Además, los frs. de D. mexicana tienden a ser elípticos y apenas hasta 2 cm de ancho, mientras los de D. spiculifora son típicamente casi cuadrados y hasta 3 cm de ancho.  Aparentamente D. mexicana casi siempre tiene infls. masculinas en racimos simples mientras en D. spiculiflora frequentemente son panículas de racimos.  El tamaño y forma de la hoja es muy variable en las dos spp.

Dioscorea natalia Hammel, ined.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 4.5--6 (--9.5) × 2.5--3.5 (--5) cm, ovadas, 7(9)-nervadas, glabras. Infl. masculina 4–8(–10) cm, normalmente de racimos, rara vez racimos de cimas, el raquis ± verruculoso; fls. 1(2) por cima, pediceladas, verde pálido; tépalos separados; estambres 3, ca. 0.3 mm, a menudo que tocan lado a lado, insertados en el centro de un toro circular o hexagonal, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas sin estaminodios; estilos simples. Frs. 0.5–0.7 cm de ancho, elípticos, agudos; semillas aladas en la parte posterior.

Bosque y bordes de bosque muy húmedo, 900–1500+ m; ambas verts., Cords. de Tilarán y Talamanca. Fl. feb., jun.–nov. ENDÉMICA. (Haber 8749, INB)

Esta sp. se distingue de D. racemosa por las hojas pequeñas, fls. solitarias, e infls. muy tenues, principalmente en racimos. Este material ha sido identificado (por Téllez & Schubert, 1994) como D. lepida, una sp. con hojas más grandes, las basales comúnmente opuestas, infls. más grandes y ramificadas, y frs. puntiagudos, reflexos. Sin embargo, D. natalia se distingue de las dos, ya sea con material masculino o femenino, por sus hojas, tallos, infls. y frs. más pequeños y finos.

Dioscorea panamensis R. Knuth, en Engl., Pflanzenr. IV.43 (Heft 87): 109. 1924.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados, a veces con bulbilos globosos, verrugosos. Hojas alternas, 5–9 × 2.5–5.5 cm, lanceoladas a ovadas, la base redondeada a truncada, (5)7-nervadas, glabras. Infl. masculina 5–17 cm, racimos de cimas y frecuentemente panículas de racimos de cimas, el raquis glabro; fls. (1)2–4 por cima, pediceladas, verdes; tépalos unidos basalmente en un tubo floral 0.8–1 mm; estambres 6, 3 cortos (0.3–0.4 mm) y 3 largos (0.6–0.7 mm), ± separados, insertados en el toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas desconocidas. Frs. desconocidos.

Matorrales de bosques ± secos, 50–360 m; vert. Pac., Pen. de Nicoya (cerca de Bejuco), cuenca del Río Grande de Tárcoles. Fl. ago. CR y Pan. (Estrada & Rodríguez 194, INB)

Por sus fls. pediceladas y en grupos y los tépalos estrechos, Dioscorea panamensis es algo parecida a D. standleyi, de la cual se distingue fácilmente por las hojas truncadas y los 6 estambres. Se conoce de CR por sólo dos colecciones fértiles.  Sin embargo, parece ser mas estrechamente aliada a D. pilosiuscula, de la cual se distingue, principalmente por ser glabra y por sus hojas mas estrechas.

Dioscorea pilosiuscula Bertero, en Spreng., Syst. veg. 2: 152. 1825. D. costaricensis R. Knuth; D. sapindoides C. Presl.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados, a veces con bulbilos globosos, argudos. Hojas alternas, 9–11 × 5–8 cm, triangular-lanceoladas a ovado-lanceoladas, la base cordada a sagitado-cordada, 5 ó 7-nervadas, con pubescencia esparcida a nula. Infl. masculina 8–15 cm, racimos de cimas o panícula de racimos, el raquis pubescente; fls. 3–5 por cima, pediceladas, crema a (más frecuente) verdes o café; tépalos unidos basalmente en un tubo floral 0.5–1.2 mm; estambres 6, unidos basalmente en una columna estaminal ca. 1 mm, insertados en el centro del toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. 1.2–1.4 cm de ancho, oblongos a elípticos; semillas aladas en la parte posterior.

Bosque húmedo a muy húmedo, y cerca a manglares, 0–200 m; vert. Atl. (Sarapiquí y Talamanca), N vert. Pac. (P.N. Santa Rosa). Fl. abr., jun. Méx. a Pan., N Sur Amér., Antillas. (Hammel 22262, INB)

Dioscorea pilosiuscula se distingue de los otros congéneres en CR con follaje pubescente por las fls. pediceladas y 6 estambres, con los filamentos unidos. Aunque esta sp. es típicamente pubescente, varias colecciones de Pan. son totalmente glabras. Ha sido reportada con tallos levovolubles (Téllez & Schubert, 1994), pero todas las muestras examinadas aquí, los tienen dextrovolubles.  Parece ser estrechamente aliada a D. panamensis (vea nota bajo esa sp.).  Se conoce de CR por pocas colecciones.

Dioscorea polygonoides Humb. & Bonpl. ex Willd., Sp. pl. 4: 795. 1806.

Tallos levovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 8–16 × 6–14 cm, ovadas a suborbiculares, 7–11-nervadas, glabras. Infl. masculina 10–30 cm, espigas de glomérulos o una panícula de espigas de glomérulos, el raquis esparcidamente verruguloso; fls. 2–4 por glomérulo, ± sésiles, verdes a (menos frecuente) café; tépalos separados; estambres 3, separados, insertados en la base de los tépalos, las células separadas; estaminodios 3, 0.2–0.3 mm, bífidos en el ápice; pistilodio 1, con 3 ramas erectas bífidas en el ápice. Fls. femeninas con 6 estaminodios (3 cortos y 3 largos); estilos bífidos. Frs. 0.7–1.2 cm de ancho, oblongos a suborbiculares; semillas periféricamente aladas.

Matorrales secos a bosque muy húmedo, 0–1700 m; vert. Atl. Cord. Central (Bajo La Hondura), vert. Pac. Cords. de Tilarán, Central y de Talamanca, Pen. de Nicoya, región de Golfo Dulce. Fl. ene., feb., jun., oct.–dic. Méx.–Bras., Antillas. (Fco. Quesada 338, INB)

Se distingue por las infls. de espigas de glomérulos y 3 estambres con las células de las anteras separadas. Vea también discusión bajo D. cyanisticta.

Dioscorea racemosa (Klotzsch) Uline, Bot. Jahrb. Syst. 22: 430. 1896. Helmia racemosa Klotzsch, Allg. Gartenzeitung 19: 393. 1851; D. borealis C. V. Morton.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 6.5–15(–21) × 3.5–9(–14) cm, ovadas a suborbiculares, 7–11-nervadas, glabras pero normalmente con pequeñas puntas glandulares dispersas sobre el envés. Infl. masculina 9–32 cm, racimos de cimas o a veces racimos simples, el raquis verruguloso; fls. (1)2 ó 3 por cima, pediceladas, moradas o (menos frecuente) verduscas; tépalos separados; estambres 3, unidos en una columna estaminal ca. 0.2 mm, insertados en el centro de un toro circular o hexagonal, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas sin estaminodios; estilos simples. Frs. 0.4–0.7 cm de ancho, oblongo-lanceolados a elípticos; semillas aladas en la parte posterior.

Bosque muy húmedo, 200–3100 m; vert. Atl. y cerca de la División Continental, todas las cords. principales, vert. Pac. Cord. de Talamanca, Cerros de Escazú, Cerro Turrubares, Z.P. La Cangreja, Pen. de Osa. Fl. mar.–dic. CR y Pan. (Herrera 3469, INB)

Esta sp. común se distingue por las infls. racemoides con fls. pediceladas (típicamente en grupos cimosos) y estambres casi sésiles, con los filamentos típicamente unidos en una columna muy corta. En cuanto a la forma de la infl. y las hojas, es muy variable. Está estrechamente aliada a D. lepida, D. natalia, y D. standleyi

Dioscorea remota C. V. Morton, J. Wash. Acad. Sci. 27: 304. 1937.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 17–24 × 10–19 cm, ovadas a suborbiculares, 7 ó 9(11)-nervadas, glabras. Infl. masculina 10–20 cm, espigas o panícula de espigas, el raquis glabro; fls. solitarias, ± sésiles, rojas a moradas, u ocasionalmente amarillo cremoso a verdoso (I. Chacón 1902, CR); tépalos unidos basalmente en un tubo floral 2–3 mm; estambres 6, 0.5–0.9 mm, separados, insertados en la parte media del tubo floral, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. 3–4 cm de ancho, ampliamente oblongos a suborbiculares u orbiculares, ampliamente alados; semillas periféricamente aladas.

Bosque muy húmedo, 100–1500+ m; vert. Atl. Cords. de Guanacaste, de Tilarán y Central (E.B. La Selva), vert. Pac. Pen. de Osa. Fl. feb., abr., may., nov., dic. CR y Pan. (Herrera 4795, INB)

Esta sp. se reconoce por sus hojas grandes con pocos nervios, infls. (con el raquis en zigzag) de espigas o panículas de espigas, y fls. moradas con un tubo floral obvio. Está estrechamente aliada a D. hondurensis, con hojas abolladas y pubescentes.

Dioscorea spiculiflora Hemsl., Biol. cent.-amer., Bot. 3: 361. 1884. D. friedrichsthalii R. Knuth?

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 8–22(–26) × 5–20(–26) cm, triangulares a ampliamente suborbiculadas, la base truncada a profundamente cordada, 7–11-nervadas, glabras. Infl. masculina 8–40 cm, racimos de espiguillas o panículas de racimos de espiguillas, el raquis glabro; fls. (1–)3 ó 4 por espiguilla, casi sésiles, moradas o verdes; tépalos separados; estambres 6, 0.2–0.3 mm, separados, insertados en el toro, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, inconspicuo. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos simples, carnosos, festoneados. Frs. 2–3.5 cm de ancho, obovados o subcuadrados; semillas periféricamente aladas.

Matorrales y bordes de bosque seco a muy húmedo, 0–1100 m; vert. Atl. Cords. de Guanacaste (a Llanura de Los Guatusos), de Tilarán y Central (a R.N.F.S. Barra del Colorado), vert. Pac. al S hasta el Río Grande de Térraba, Pen. de Osa. Fl. ene.–may., jul.–dic. Méx. a Pan. (Grayum 4261, CR)

Dioscorea spiculifera se ubica por sus tallos dextrovolubles, semillas perifericamente aladas, fls. masculinas con 6 estambres y hojas glabras. Muchas veces es dificil de destinguir de D. mexicana (vea discusion bajo esa sp.).  Esta sp. es muy variable, tanto en tamaño y forma de las hojas como en la infl.  Aparentemente tiene dos formas en CR: una con las ramitas laterales de las infls. alargadas (hasta 5 mm) y recargadas a lo largo con fls. rojas o moradas (Grayum 4261); y otra, con las ramitas reducidas casi a nada, y pocas fls. (verdes) ± sésiles (en glomérulos o solitarias) sobre las ramas principales de la infl. (Hammel 17396, INB). Por su descripción, D. friedrichsthalii, cuyo tipo tal vez sea de CR (a lo largo del Río San Juan), podría ser sinónimo de D. spiculiflora. Las colecciones identificadas así por Téllez & Schubert (1994) tienen las hojas e infls. más gruesas y suculentas que las de D. spiculiflora. Sin embargo, plantas así no se han encontrado en CR. El material costarricense de D. spiculiflora corresponde a la var. spiculiflora, que ocupa todo el rango geográfico de la sp.

Dioscorea standleyi C. V. Morton, Publ. Carnegie Inst. Wash. 461: 252. 1936.

Tallos dextrovolubles, cilíndricos, exestipulados. Hojas alternas, 6.5–18.5 × 4–12 cm, ampliamente ovadas, 7 ó 9-nervadas, glabras pero generalmente con puntos glandulares en el envés. Infl. masculina 10–30 cm, racimos de cimas, el raquis glabro; fls. 2–7 por cima, pediceladas, verdes; tépalos separados; estambres 3, unidos en una columna estaminal ca. 0.7 mm, insertados en el centro del toro hexagonal, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 0. Fls. femeninas sin estaminodios; estilos simples. Frs. 0.6–0.9 cm de ancho, oblongo-lanceolados a elípticos; semillas aladas en la parte posterior.

Bordes de bosque muy húmedo, 350–2300 m; ambas verts., Cords. de Tilarán, Central y de Talamanca. Fl. ene., mar.–set., dic. CR y Pan. (Herrera 5306, INB)

Se puede confundir con D. racemosa por las infls. racemoides con fls. pediceladas en cimas, pero se distingue por los filamentos y columna estilar obvios. Téllez & Schubert (1994) reportaron esta sp. con tallos levovolubles. Sin embargo la gran mayoría de las recolectas (además del tipo) muestra tallos dextrovolubles.

Dioscorea trifida L. f., Suppl. pl. 427. 1782. Ñame de la India, Ñampí, Papa china, Yampí.

Tallos levovolubles, alados, exestipulados, con bulbilos tuberculados. Hojas alternas, 9–20 × 8–20(–23) cm, 3 ó 5-palmado-lobadas, 7 ó 9-nervadas, glabras. Infl. masculina 10–20 cm, racimos o panículas de racimos, el raquis pubescente a glabrescente; fls. solitarias, pediceladas, moradas a café oscuro; tépalos separados; estambres 6, 1–1.5 mm, separados, insertados en la base de los tépalos, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, cónico. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. 1.7 cm de ancho, oblongos a elípticos; semillas desconocidas.

Matorrales y plantaciones en zonas húmedas, 50–650 m; cultivada y escapada, ambas verts. (Llanuras de Sarapiquí, Río Chirripó Atlántico, región de Golfo Dulce). Fl. desconocida.  Hond. a Perú, Surinam, y Bras. (Ocampo 3544, CR)

Esta sp. es fácil de reconocer por las hojas 3 ó 5-lobadas y los tallos fuertemente alados.  Se desconocen colecciones fertiles de CR; las descripciones de partes fertiles se tomaron de FM.

Dioscorea urophylla Hemsl., Biol. cent.-amer., Bot. 3: 361. 1884.

Tallos levovolubles, cilíndricos, armados con espinas estipulares curvadas, con bulbilos ± globosos, verrugosos. Hojas a veces opuestas o subopuestas (especialmente hacia la base) pero en CR comúnmente alternas, 10–18 × 6–12 cm, ovadas, la base muchas veces redondeada a levemente cordada, 7 ó 9-nervadas, glabras pero con puntos glandulares en el envés. Infl. masculina 8–30 cm, racimos o espigas, el raquis glabro; fls. solitarias, sésiles o con un pedicelo < 1 mm, crema a amarillas o verdes hasta rojizas; tépalos separados; estambres 6, 0.7–1 mm, separados, insertados en la base de los tépalos, las células coherentes; estaminodios 0; pistilodio 1, cónico. Fls. femeninas con 6 estaminodios; estilos bífidos. Frs. ca. 1 cm de ancho, oblongo-elípticos, rugosos; semillas aladas en la parte posterior.

Bordes de bosque húmedo a muy húmedo, 0–350+ m; vert. Atl. Cord. Central (hasta P.N. Tortuguero y R.N.F.S. Barra del Colorado), vert. Pac. desde la cuenca del Río Tempisque al S. Fl. jun., jul., set. S Méx. (Oax.) al N Sur Amér. (Aguilar 2001, INB)

En CR, esta es la única Dioscorea sp. silvestre con espinas. Es distinta también por las hojas a veces opuestas y con puntos glandulares. Véase también D. cayennensis, con espinas y hojas opuestas, pero solamente cultivada en la vert. Atl.

TOP

 
 
© 1995-2014 Missouri Botanical Garden, All Rights Reserved
P.O. Box 299, St. Louis, MO 63166-0299
(314) 577-5100

E-mail
Technical Support